Que es la blefaroplastia

Consiste en una intervención quirúrgica con el objetivo de mejorar la apariencia de los párpados. En especial para darles una apariencia mucho más juvenil y despierta. Para conseguir tal fin puede ser necesario extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores.

Es muy normal realizarse blefaroplastia Barcelona en conjunto con otras cirugías plásticas en el rostro, como rejuvenecimiento cutáneo, levantamiento de cejas, estiramiento facial, entre otras. Es importante entender que una blefaroplastia no resuelve problemas de arrugas a los lados de los ojos, conocidas coloquialmente como “patas de gallina”.

La recuperación es relativamente rápida y las cicatrices apenas perceptibles. Si estás pensando en hacer un retoque a tus párpados hoy te preparamos algunas cosas que deberías saber, así que sigue leyendo. También te puede interesar Lifting Facial Barcelona.

¿Realmente necesitas una blefaroplastia?

Si tienes exceso de piel en los párpados superiores de manera que estos obstruyen tu visión periférica, si tienes bolsas debajo de los ojos, ya sea por grasa o por exceso de piel en ellos, si tienes flacidez en los párpados superiores, y finalmente si quieres mejorar el aspecto de tu mirada, con ansias en lucir un rostro más joven, entonces es momento de visitar un cirujano plástico.

La blefaroplastia en si

La intervención quirúrgica suele durar entre 1 y 3 horas, eso depende de tipo de cosas el cirujano vaya a realizar. Si esta cirugía se está realizando junto con otras, entonces la operación puede durar mucho más. Sin embargo, eso no es demasiado relevante, porque estarás anestesiado.

Según el tipo de intervención y las preferencias del cirujano, se puede usar anestesia general, o local con sedación. La anestesia local en general es usada cuando hay otras intervenciones más invasivas.

Con respecto a las incisiones, estas se hacen en las líneas normales y naturales de tus parpados, en el caso de los párpados superiores, esto disimula muchísimo las cicatrices. Para los párpados inferiores, las incisiones se realizan justo debajo de la línea de las pestañas. Usando las incisiones se separan músculos, piel y grasa y se extirpa lo que sea necesario según el caso.

Cuando el paciente es muy joven, una blefaroplastia transconjuntival es posible, y en este caso la incisión se hace en la parte interna del párpado inferior, y solo se remueve grasa, ya que no hay exceso de piel. En todos los casos, se emplean suturas muy finas para cerrar las incisiones, por lo que las cicatrices son muy leves y poco perceptibles.