Cuándo y cómo utilizar el sacaleches

como utilizar un sacaleches

Comprar sacaleches debería de estar en tu lista de necesidades para cuando tengas un bebé. Pero claro, es posible que tengas duda de cuándo y cómo lo vas a tener que utilizar, por eso a continuación vamos a explicar cada una de las cosas imprescindibles. Hay cosas que hay que tener en cuenta, como por ejemplo, si el bebé no mama del pecho es importante extraer leche entre 6 y 8 veces al día como mínimo. También es importante saber que si se extrae leche a las primeras horas de la mañana es mucho mejor, e incluso después de 1 o 2 horas de la primera succión.

¿Cuándo utilizar un sacaleches?

  • Cuando al recién nacido le cuesta coger el pecho. Por ello, la madre deberá estimular la subida de leche.
  • Es posible que la madre produzca más leche de la que el bebé toma, así que si se extrae se evitan posibles obstrucciones y mastitis.
  • Si la madre tiene grietas en los pezones.
  • Si el bebé tiene malformaciones en la boca o en el paladar y le dificultan la succión del pecho.
  • Si la madre trabaja o se ausenta unos días, es importante la conservación de leche.
  • Es posible que la madre en algún momento se tenga que tomar algún medicamento, así que si se conserva para estas situaciones es mucho mejor.

 ¿Cómo utilizar el sacaleches?

Esto también depende según el modelo del sacaleches y según si es un sacaleches eléctrico o manual, pero suele ser siempre el mismo proceso.

  1. Lo primero que se tiene que hacer es lavarse las manos, ya que es necesaria la higiene del pecho.
  2. Para realizar la extracción es necesario apoyar la copa del sacaleches sobre el pezón. En el caso que se quiera acortar los tiempos se puede utilizar uno eléctrico doble.
  3. Si no se ofrece la leche después de la extracción, antes de dársela es necesario calentarla para llegar a una temperatura parecida a la del pecho. La mamá deberá poner el recipiente debajo del chorro del grifo caliente o hacer un baño María o calientabiberones.